Instalación en una máquina virtual y en el disco duro

Algunas veces nos hemos topado con la necesidad de usar un programa o componentes de un sistema operativo (SO) que no es el que actualmente tenemos instalado en nuestros equipos. O también cambiarnos a trabajar más tiempo con otro SO por cuestiones de compatibilidad entre programas, uso de licencias, etc.

De estas necesidades surgen dos opciones para solventarlas; la primera de ellas es la intalación del SO en una máquina virtual y la otra es la instalación directa del SO en el disco duro del servidor. Dependiendo cada caso y cada necesidad del usuario puede tomar una u otra desición la cual le convenga más.

 

Instalación en una máquina virtual

Muchas de las opiniones que se puede dar en la intalación en una máquina virtual, que prácticamente es un software o programa que se reserva espacio del SO en el cual está instaldo y, crea un ambiente virtual en el cual se instala el o los nuevos SO. Esta opción se recomienda para quienes quieren probar un nuevo SO, quienes solo necesitan pocos componentes de un SO diferente al instalado. Entre las principales ventajas tenemos:

  1. Varios SO pueden ser ejecutados en una mima máquina virtual al mismo tiempo y ser independientes uno de otros.
  2. La máquina virtual permite configurar la arquitectura del SO a instalar y esta puede ser diferente a la arquitectura real del servido.
  3. Fácil mantenimiento, fácil instalación y desisntalación.

Entre las principales desventajas tenemos:

  1. Cuando varias máquinas virtuales están siendo ejecutadas puede generarse inestabilidad de sistema.
  2. Una máquina virtual no accede completamente a las características del hardware para ejecutar el SO virtual tal como: Memoria ram, capacidad de disco duro, tarjetas gráficas, entre otros.

 

Instalación directa en el disco duro

La otra opción es instalar el SO directamente en el disco, para lo cual la la instalación toma parte directa de un espacio del disco duro. Esta instalción será parcialmente más larga que la opción anterior. Se recomienda este tipo de instalación para quienes ya saben el funcionamiento de un SO, quienes quieren un cambio de SO, o también si van a usar mas tiempo el nuevo SO que el que tienen instaldo. Entre las principales ventajas tenemos:

  1. Una mayor compatibilidad Software-Hardware
  2. Mayor velocidad de procesamiento en las tareas.
  3. Mayor estabilidad del SO instalado.

Entre las principales desventajas tenemos:

  1. Reiniciar la máquina cada vez que se quiere cambiar de SO.
  2. Aislamiento de un SO del otro, uno de los SO no puedrá entrar a archivos que el otro SO contiene en su partición.

Comentarios   

+1 #1 Gabriel Gaona 22-03-2016 03:26
Excelente aporte Daniel! Aunque creo que en la instalación directa en el disco se debe configurar correctamente las particiones para evitar el "aislamiento" de los ficheros en los diferentes SO que tengas instalados.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar